Síguenos en Facebook

Piercing Medusa: cuidados y procedimientos

piercing-medusa-cuidados-y-procedimientos.jpg Eirar/flickr

El piercing conocido como Medusa es una perforación del labio superior que se coloca en el surco nasolabial justo debajo del tabique de la nariz.

Se trata de una perforación que requiere el doble atención debido a que es una perforación bucal y al mismo tiempo una de labio y por ende se debe tratar a cada extremo de la perforación por separado.

Al hacernos un piercing Medusa afectamos parcialmente nuestra capacidad de comer y beber durante las dos o tres semanas que requiere la cicatrización. Mientras se sana la herida se debe también evitar fumar y beber alcohol, sobre todo cerveza porque su levadura irrita de gran forma a los piercings. 

piercing-medusa-cuidados-y-procedimientos-1.jpg liz mitchell/Flickr

Debemos mantener la herida lo más limpia posible, sobre todo teniendo en cuenta que la boca suele ser un foco infeccioso por los alimentos y las bebidas que ingerimos y que no removemos por completo. Es importante tener una correcta higiene bucal, limpiar el piercing con solución salina y además utilizar a diario un enjuague bucal antiséptico que ayude a eliminar las bacterias y además a cicatrizar la herida. 

Es bueno saber que si bien la cicatrización exterior implica unas dos semanas, la curación por dentro puede llegar a tomar unos seis meses y por ello debemos mantenernos durante un largo tiempo muy cuidadosos de nuestra perforación y por sobre todo de la higiene de la zona. 

Si se animan a verlo, aquí les dejamos un video donde se puede observar el sencillo procedimiento con el que se hace un piercing Medusa.

Artículos recomendados

2 Comentarios

Suban otra vez el video!

Jue, 2012-03-15 11:19

Quisiera saber como queda la marca después de cicatrizar, y si cierra

Sáb, 2013-01-26 19:08
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.